Cerveza Artesana y Medio Ambiente

May 22, 2019
Vicente

El 76% de las cerveceras españolas tienen Certificado Ambiental

Todavía hay muchas actividades cerveceras que no producen de manera sostenible

En estos días, Cerveceros de España ha lanzado alguna nota acerca de la sostenibilidad y eficiencia ambiental de la producción cervecera española. La asociación agrupa a 521 cerveceras, la gran mayoría artesanas. Han establecido criterios de sostenibilidad relativos a los envases, consumos de agua, eficiencia energética, carbono y sensibilización ambiental. Anuncian que el 76% de la producción aplica criterios de la ISO; y que se ha invertido más de 20 millones de euros en materia medioambiental desde 2016.

Toda industria requiere un amplio coste de energía. Además, genera toneladas de residuos. En grandes plantas de producción los procesos de eficiencia energética son mayores. Precisamente porque tienen una mayor capacidad de inversión. Sin embargo, pequeñas micros lo tienen más crudo. No sólo en cuanto a sus propios procesos productivos, sino a las actividades de terceros que interceden con su producto.

¿Puede una microcervecería producir de forma sostenible?

Presentamos un decálogo de puntos calientes donde las cervecerías se enfrentan al medio ambiente.

Residuos

Siempre se ha dicho que la elaboración artesanal es sostenible ya que sus residuos son reutilizables. Sabemos que el llamado bagazo, el resto de maltas de cereal infusionado, es utilizado para alimentar al ganado. Incluso los restos de levadura de los fermentadores pueden ser utilizados para alimentar abejas. Ambos residuos son ya un subproducto de la industria cervecera y es común encontrar relaciones directas entre la cervecería y ganaderos próximos.

Cultivos

Se tendría que asegurar que los cultivos han sido realizados con técnicas sostenibles. De ahí la importante relación con la agricultura y conocer de forma exhaustiva a los proveedores.

Agua

La cerveza es agua en un 90%. Desde 2008 Cerveceros de España ha conseguido reducir en un 19% el consumo de agua por litro de cerveza. Esta reducción del consumo deriva de la buena gestión de los vertidos de agua residual. Su uso en procesos de limpieza e higiene. El uso responsable del agua es competencia de los protocolos sanitarios de las fábricas y, por lo tanto, de un buen diseño y cumplimiento de los mismos.

Envases

Tanto las botellas como las latas que se usan en las microcervecerías son de envase reutilizable. En concreto el 80% del vidrio y el 90% de las latas. Si bien, la responsabilidad de reciclaje recae sobre el consumidor y el hostelero. Lo que entra el juego la formación y conocimiento del consumidor en materia de reciclaje, y el trabajo de los cerveceros con sus centros logísticos. En la cultura cervecera no sólo entra el mejor entendimiento del producto; sino de todo su proceso productivo.

Energía

La energía utilizada en estos centros logísticos y hosteleros también escapa del control del productor. Tanto en canales logísticos como en locales hosteleros, incluso en ferias, no es fácil asegurar que la energía proceda de fuentes renovables. Que el punto de consumo incorpore sistemas de alta eficiencia energética y esté libre de gases hidrofluocarburos es otro de los puntos calientes.

Gases

Tanto de las instalaciones cerveceras como del transporte logístico y su emisión de gases invernadero. La reducción de la emisión de esos gases depende directamente de la inversión en vehículos eléctricos o híbridos.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *