Hard-Beer-Tasting en Alicante

Oct 03, 2016
admin

Como muchos sabréis, el pasado 24 y 25 de septiembre hicimos en Alicante el primer taller del curso de especialización Sumillería, Cata y Evaluación de cerveza, pero en lugar de contaros como transcurrieron las jornadas hemos cedido la palabra a uno de los alumnos asistentes. Oscar Sánchez De la Torre muy amablemente se ha prestado a poner voz al magnífico fin de semana que pudimos compartir y que esperamos repetir el próximo fin de semana en Barcelona.

“Alicante huele a lúpulo. Y a malta”. Estas fueron las únicas palabras que pude articular cuando llegué a casa el pasado domingo -menos mal que mi mujer me conoce…-
Pero la verdad es que dicha afirmación no era del todo cierta. Porque Alicante también huele a toffee, a caramelo con un toque de ron, a madera, a pan recién hecho, a brioche, a matices ligeramente ahumados, aunque a veces lo que predominen sean las notas de té, de regaliz o de frutos secos.
Pensaréis que el que suscribe ha perdido la cabeza, y en parte tendréis algo de razón, pero esta locura que a veces tiene forma de botella -siempre oscura-, otras de barril -no importa si Keg o Cask- y últimamente de lata -de la que me declaro admirador-, curiosamente la compartimos todos los que asistimos al primer taller del Curso de Sumillería, Cata y Evaluación de Cerveza organizado por la Universidad de Alicante, celebrado el último fin de semana del mes de septiembre.

 

taller curso sumillería cata evaluación cerveza

 

La mañana del sábado empezó bien temprano. Aún estaban colocando las paradas del Mercado Central cuando unos cuantos ya nos reuníamos en la Escuela de Catas.
Tras las preceptivas presentaciones y la bienvenida a los alumnos por parte de Mª José Bonete y Raúl Tejerina, Arístides Cruz tomó la palabra. Y nos habló de muchas cosas, todas muy interesantes. De los principios de cata y sumillería, del blend, del “tuning” de cerveza y del mágico -y controvertido- mundo de los extractos. Pero sobre todo, un mensaje: la importancia de transmitir nuestra pasión y emoción por el producto a través de las palabras.
Después del primer parón para almorzar llegó el momento más esperado, el momento de catar la primera cerveza. Para ello contamos con la inestimable incorporación de Raimon Cooper, que llegaba bien cargado de la City -lo sentimos por las próximas ediciones del Curso, desconocemos que pasará cuando empiecen a notarse los efectos del Brexit en el transporte de mercancías líquidas-.
Hubo de todo. Desde la fresquísima ALL DAY IPA de FOUNDERS hasta la deliciosa SOUR TO THE PEOPLE de BY THE HORNS, entre otras. Aunque mención especial se merece la cuidadosa cata organizada por Cristina López: MALA VIDA de MONTSENY por triplicado -natural, envejecida en barril de Bourbon y envejecida en barril de Brandy-. 11.5% ABV de inspiración Imperial Stout que nos sentaron de maravilla para empezar a soltarnos y abrir el apetito.

 

taller curso sumillería cata evaluación cerveza

 

Tras degustar en la comida varios productos autóctonos y deleitarnos con un sabroso arroz alicantino, sin tiempo tan siquiera de pensar en la siesta, nos dirigimos a la planta superior de la Escuela, a la Sala de Catas. En ella, una vez ubicados en nuestras respectivas mesas individuales, dio inicio el que para mi fue uno de los momentos álgidos de la jornada: la cata de cervezas británicas dirigida por Raimon Cooper. Nada más y nada menos que catorce cervezas, de estilos diferentes, en las que además de ser ilustrados con la historia de grandes cervecerías, analizamos profundamente sus colores, sus aromas, sus sabores e incluso sus posibles maridajes (en el recuerdo quedarán la OLD SMOKE TEA BITTER de BY THE HORNS, elaborada con un 20% de malta ahumada y té aromatizado de bergamota, la OLD PECULIER de THEAKSTON, en la que se utiliza una parte de melaza negra, y sobre todo, la espectacular y compleja 5X de GREENE KING, un tesoro almacenado durante dos años en enormes barricas de madera que habitualmente sólo ve la luz exterior mezclada con la OLD CRAFTY HEN de dicha cervecera).

 

taller curso sumillería cata evaluación cerveza

 

Y de ahí, directos al restaurante BONOBO, decididos a disfrutar de un menú especial maridaje regado, como no podía ser de otra manera, por cervezas locales.
Llegó el domingo. Madrugón. Que mejor manera de empezar el día que catando cerveza.

 

taller curso sumillería cata evaluación cerveza

 

Arístides Cruz ya esperaba en la Escuela de Catas para empezar con la Cata de Bonanza. Once cervezas y cata a ciegas, únicamente centrados en comparar y resaltar sus virtudes dejando apartados nuestros gustos particulares. El intenso análisis sensorial al que fuimos sometidos dio sus frutos, hasta el punto de que cualquiera de los asistentes es ahora capaz de vender una MAHOU a los miembros de la familia Carceller –cuestión diferente, eso sí, sería bebérnosla-. En cualquier caso, la profundidad de esta primera cata matinal, sirvió como antesala del final de fiesta: almuerzo para reponer energías y taller de coctelería con cerveza, el perfecto colofón para un completo fin de semana de hard-beer-tasting en la ciudad de la costa Mediterránea que huele a lúpulo y malta.

 

Óscar Sánchez De la Torre

Alumno del curso de especialización Sumillería, Cata y Evaluación de cerveza de la Universidad de Alicante.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies